miércoles, 27 de agosto de 2014

DIA 27 DE AGOSTO - CUANDO VINIERE

"También yo me reiré en vuestra calamidad, Y me burlaré cuando os viniere lo que teméis; 
Cuando viniere como una destrucción lo que teméis, Y vuestra calamidad llegare como un torbellino; Cuando sobre vosotros viniere tribulación y angustia. Entonces me llamarán, y no responderé; Me buscarán de mañana, y no me hallarán." Proverbios 1:26-28

Es díficil aceptar esta declaración dada por Dios a través de estos versículos.

Hemos entendido por la gracia de Dios que su amor basta para todo el mundo y que solamente hay que recibir su piedad y justificación para ser salvos y sanos. Pero este versículo pone en cuestionamiento ese pensamiento.

Es verdad, Dios no se ríe en nuestra calamidad, ni se burla cuando llega lo que tememos o nos destruye, ni cuando llega la calamidad como un torbellino, pero hay un tiempo para todo.

El tiempo que Dios nos regala ahora es de gracia, pero su palabra nos juzgará tarde o temprano por nuestras obras. Si esperamos el tiempo del juicio, Dios queda exento de toda culpa y la misma caerá sobre nosotros.

Es por eso que debemos llamar y responder prontamente al Señor para que cuando viniere el día malo estemos cubiertos con su protección.

El pasaje dice que llamarán y no lo hallarán. Es verdad, en todas las cosas hay un tiempo para todo. Eclesiastés capítulo tres lo dice también.

Es como cuando se cerró la puerta del arca de Noe, ya no pudo entrar más nadie, así en este tiempo. Llegará el día que Dios cierre la puerta y nadie más podrá entrar al cielo ni a su reino.

Muchas veces llegamos tarde a lo que Dios nos llama y quiere darnos y luego lamentamos. Aceptemos su llamado con toda confianza y hallaremos su resguardo y bendición eternas.

ORACION:

Señor Jesús, Amado Dios. Te pido que me ayudes a encontrarte y hallarte para contar con tu socorro en momentos de aflicción. Señor que pueda oír tu voz y no temer a lo que vendrá.

ACCION:

Estemos atentos a lo que Dios quiere hablarnos, darnos o llamarnos para no caer en juicio espiritual. Agradezcamos su paciencia sobre nosotros.

por Marcelo Quiroga, ©2015.

lunes, 18 de agosto de 2014

DIA 18 DE AGOSTO - YO ACTUE

"Por cuanto llamé, y no quisisteis oír, Extendí mi mano, y no hubo quien atendiese, Sino que desechasteis todo consejo mío Y mi reprensión no quisisteis." Proverbios 1:24-25

Es muy triste para Dios que se lo rechace. El pasaje lo dice claro. Eso nos puede pasar a nosotros cuando llamamos a alguien, extendemos nuestras manos y le queremos aconsejar o reprender cuidadosamente. Nos sentimos como Dios mismo, desechados.

Cuántas personas necesitan consejo y no tienen a quien recurrir. Algunos no son capaces de pedir consejo a los padres, amigos u otros, por diferentes causas. Y nosotros como evangelizadores personales, tenemos el consejo celestial para darles. 

Es lamentable para ellos. Por un lado abundan los consejos y por el otro lado los que los pueden recibir lo desechan. 

Dios actualmente llama a todos, al arrepentimiento, a seguirle, a amarle, a hacer su voluntad, y muchas cosas más. A veces no queremos oir porque sentimos que Dios nos pide más de lo que podemos darle o porque no tenemos la fe suficiente para afrontarlas.

Hay una ilustración que enseña acerca de "el extender la mano". Cuenta que un hombre naufragó en el mar le pide a Dios ayuda. Dios envía diferentes emisarios a los cuales éste desprecia apelando a que Dios lo va a ayudar de alguna manera. En fin, el hombre muere y se presenta delante de Dios y le pregunta por qué no lo había ayudado a lo cual Dios le respondió que había enviado mucha ayuda y la había despreciado.

Dios extiende su mano por diferentes medios y a veces las personas y nosotros no lo atendemos y perdemos su bendición, por lo cual hay que aceptar el consejo de Jesús el cual reza "velad y orad".

Oración:

Señor Jesús, te doy gracias en esta hora. Perdóname por no oir tu llamado, no atender a tu ayuda, no recibir tu consejo ni reprensión alguna, ayúdame a estar atento a tu obrar sobre mi vida para bien. Te alabo y bendigo. Amén.

Acción:

Si ve a algún automóvil con un cartel cristiano como "100 % Jesús" o el "pescadito evangélico", acérquese a su dueño si se encuentra en ese momento y entable una conversación cristiana para edificación.

por Marcelo Quiroga, ©2015.


miércoles, 13 de agosto de 2014

DIA 13 DE AGOSTO - MI REPRENSION

"Volveos a mi reprensión; He aquí yo derramaré mi espíritu sobre vosotros, Y os haré saber mis palabras." Proverbios 1:23


A ninguno nos gusta ser reprendido, con o sin razón por los errores, pero la obediencia al Señor nos hace estar alertas y preparados para todas las cosas.

Si Dios dice que nos volvamos a El y a su reprensión, significa que estamos fallándole en algo. Entonces vemos que su Espíritu no se derrama sobre nosotros y no estamos oyendo sus palabras.

El versículo es sencillo y claro. No solamente es para los no creyentes sino para los creyentes en el Señor también.

Necesitamos del Espíritu de Dios y sus palabras. La única manera de poder recibirlo es poniéndonos en su reprensión, es decir, en su temor, bajo su cobertura, su dependencia, su obediencia, su soberanía, y su gracia.

A todos Dios les dice que se vuelvan a El, a la reprensión que da su palabra, al arrepentimiento, la santificación, las buenas obras, la sencillez, la justicia y el perdón.  

Debemos declarar al mundo pecador el consejo celestial de volverse a Dios con todo su corazón, dado que El quiere derramar su Espíritu sobre ellos y hacer oír sus palabras santas.

Oración:
Señor Jesús, Altísimo Señor, te doy gracias por tu santa palabra la cual me enseña que debemos aceptar la corrección divina para poder tener tu Espíritu y tu palabra en nosotros. Te doy muchas Gracias Señor. Ayúdame a declarar a las personas que se acerquen a ti para conocer tus palabras. Amén.

Acción:
Dedique 15 minutos para hablarle a alguna persona sobre el deseo de Dios de que se vuelva a El para oír sus palabras y recibir de su Espíritu.

por Marcelo Quiroga, ©2015.

miércoles, 6 de agosto de 2014

DIA 6 DE AGOSTO - LA INSENSATEZ DEL MUNDO

¿Hasta cuándo, oh simples, amaréis la simpleza, Y los burladores desearán el burlar, Y los insensatos aborrecerán la ciencia? Proverbios 1:22

Como evangelistas debemos saber que el mundo de incredulidad ama la simpleza, es burlador e insensato, y desprecia la ciencia de Dios que viene a través de su santa palabra.

Definamos Ciencia como conocimiento de Dios, de la verdad acerca de su reino celestial y de su reino material.

Cuánto nos apena ver que cuando llevamos la palabra a las personas, la toman tan livianamente, desconociendo los beneficios y responsabilidades para con Dios y su prójimo, en cuanto a salvación y juicios.

Recordemos que el mundo de incredulidad se encuentra bajo la nube de maldición y oscuridad causada por la caída adánica, la cual influye en las decisiones humanas.

Por esta razón necesitamos, cual salvadores del mundo por medio de la obra de Jesús en la cruz, ser llenos del reino celestial, para liberar al hombre de su esclavitud espiritual.

La predicación personal apuntala el camino para que Jesús pueda ingresar en las personas, en su tiempo, en su momento, y cuando el diga. Por lo que nosotros solamente somos instrumentos del Señor y no dueños de las almas. Dios es el dueño, el dice ... "mía son las almas" dice Jehová.

Conozcamos la condición del ser humano para con Dios y su reino, para hacer frente a la evangelización espiritual.

Oración:

Señor Jesús, maravilloso Dios, te damos gracias por tu palabra y por tu salvación. Te pedimos que nos ayudes a capacitarnos para poder declarar al mundo tu santo evangelio de salvación. La humanidad necesita tu intervención divina. Amén.

Acción:

Entregue a varias personas una invitación a la reunión eclesial y comprométalos a asistir, comprométase conducirlos espiritual y socialmente en la iglesia.


por Marcelo Quiroga, ©2014.

viernes, 1 de agosto de 2014

DIA 1 DE AGOSTO - CLAMA EN LAS CALLES

"La sabiduría clama en las calles, Alza su voz en las plazas; Clama en los principales lugares de reunión; En las entradas de las puertas de la ciudad dice sus razones." Proverbios 1:20-21

Que pasaje tan hermoso! Hace referencia a los creyentes que hablan la palabra de Dios en las calles, en las plazas y en todo lugar.

Tiempo atrás se veía mucho las predicaciones grupales en las plazas, pero mucho cambió desde entonces. A veces anhelamos ver esas grandes hazañas de los creyentes en esos lugares. Se predicaba la palabra a viva voz con micrófono, parlantes; gente cantaba alegre hablando a otras personas. Pero actualmente ya no se las ve.

Se dice que el enemigo ha ganado las calles, plazas y demás, y tal vez tengan razón, pero como cristianos debemos salir a predicar la palabra del Señor a todo lugar, sin temor alguno porque Jesús nos ve. Y declarar con valor y coraje que el reino de Dios se ha acercado! Y el que quiera ser salvo, lo podrá ser en Cristo Jesús.

La pregunta para todo hijo/a de Dios sería entonces:

¿Clamamos en las calles con la sabiduría de Dios?
¿Alzamos nuestra voz en las plazas?
¿Clamamos en los principales lugares de reunión?
¿Decimos nuestras razones a la entrada de las puertas de la ciudad?

Oremos al Señor que nos ayude a volver a las sendas antiguas, al primer amor.

Oración:

Señor Jesús, qué podemos decirte Señor que tu no sepas. Hemos dejado nuestro evangelismo personal y nos hemos encerrado en nosotros mismos y en nuestras Iglesias. Ayúdanos a salir como Iglesia a predicar tu palabra a todo lugar donde se necesite de tu amor y de tu palabra. Gracias Señor. Amén.

Acción:

Tome la iniciativa de salir a la calle, plazas y demás, junto a otros creyentes, a entregar volantes, a invitar a la Iglesia, a orar por las personas, a hablarles del amor de Dios, y a formar nuevas amistades saludables. Ganando nuevamente las calles para Cristo. Amén.

por Marcelo Quiroga, ©2014.

.

.

Déjanos un mensaje de lo que Dios te habló, o de lo que más te llamó la atención, o te gustó.

.

.

** INGRESA CON TU FAMILIA AL REINO DE LOS CIELOS A TRAVES DE ESTA ORACION: **

Haz esta oración y sé salvo y sano espiritualmente:

Repite con nosotros:

Padre y Dios mío, vengo a ti, no puedo más, estoy tan cansado/a, me siento mal, tengo mil problemas, te necesito, ayúdame por favor, creo en tí, aunque no te vea o no te sienta, perdóname por mis pecados, me arrepiento por estar lejos de ti, te pido que me perdones, a través de tu Hijo Jesucristo, lo recibo a él en mi corazón, entra Jesús en mi, tu eres mi salvador, hazme una nueva persona, lléname de tu Espíritu Santo, de tu Palabra, de tu bendición, cámbiame, mejora mi vida, mi familia, mi economía, por favor te lo pido, ten piedad de mi oh Dios, yo te doy gracias, te alabo y te bendigo, y te daré toda la gloria, la honra y la alabanza. Amén.